Maniobra, una empresa hecha a mano

Mónica Rendón se decidió por su empresa, quiso que fuera su plan A y no el B. Esta es la historia de una madre soltera que saca adelante a su familia mientras vende experiencias hechas ciento por ciento con el corazón.
Anterior
Siguiente

La marca tiene casi los mismos años que Ana Sofía, la hija de Mónica y al tiempo la inspiración de Maniobra. “Empieza como muchas de las historias de las mujeres colombianas, como un plan B para sacar adelante a la hija”, enfatiza esta mamá soltera y ahora empresaria.

 

En 2003, cuando surgió la idea de negocio, el asunto no era nuevo para Mónica. Siempre fue buena con las manos y sus amigas la buscaban para hacer regalos especiales y organizar las fiestas, comenzó como quien no quiere la cosa y al final todo fue un éxito. “Al no poder estudiar y profesionalizarme bien, como yo quería, siempre mis trabajos eran de salarios bajos. Siempre tenía que usar ese plan B”, menciona y aclara la creadora que Maniobra, aunque los primeros años era una segunda opción, hace cinco se convirtió en su principal fuente de ingresos.

 

Cuando le puso el acelerador al asunto, comenzó su historia con el mercado corporativo, atendiendo a un pedido gestionado por una de sus amigas. Sin reparos lo vio como una oportunidad de hacer que este negocio cogiera velocidad. Llegó el pensamiento y llegó el momento. “La decisión que uno nunca toma, la toman por uno. El 1 de octubre de 2019, antes de pandemia, me despiden de la empresa donde yo trabajaba y en la que pensaba que me iba a jubilar, y pues Maniobra se convirtió en mi plan A ¡y amo eso, amo mi marca!”, cuenta la empresaria.

 

La esencia de esta empresa es recuperar las tradiciones de los regalos manuales y las costumbres, cosas como volver a pegar fotos y recuerdos en un álbum, ahorrar en una alcancía de barro, escribir para desahogarnos, regalar tarjetas con mensajes a mano, hacer el ritual del año viejo, entre otros presentes creativos. Tiene tres líneas: “Captura de momentos” con álbumes y recopilación de recuerdos fotográficos; “Bitácoras de vida” con diarios, programadores y agendas; y “Rituales” con el exitoso Año viejo, rebaños de ovejas para que llegue el sueño y los productos navideños. Todo hecho a mano, fiel a su esencia.

 

Se requiere compromiso. La vida cambió, en definitiva. “Hay un tema básico, cuando tú estás recibiendo tu salario cada quince días, no importa lo que hagas día a día o si te despiertas más tarde, no hay lío. El tema de la disciplina es fundamental cuando uno emprende, se trabajan más horas pero con mucho amor, ganas y berraquera, cuando se van a tomar los negocios es mucha alegría por pequeños que sean. Es diferente, el logro es más gratificante”, dice Mónica.

 

“Abra su negocio todos los días, que las oportunidades llegan de pronto, así uno piense que no está pasando nada, algo pasa en algún lugar”, ese es el pensamiento que la mueve.

 

Ana Sofía la apoya en todo después de la universidad. Maniobra, además, se ha convertido en una oportunidad para educar y mostrar alternativas. “Le estoy enseñando que tiene muchos caminos, que no tiene que ser emprendedora pero tampoco tiene que ser empleada, que hay un mundo entero”, comenta la creativa.

 

Mónica contó con el apoyo de su madre para la crianza, pero fue una experiencia que recuerda con sentimientos encontrados: tenía que dividirse en mamá, trabajadora y estudiante; se sentía culpable por no poder estar con su hija todo el tiempo, pero era deber trabajar para sacarla adelante. Esas son cosas que a muchas personas les debe resultar familiar. “La experiencia fue bastante retadora, pero se llega a buen puerto”, puntualiza. Esta es una de las ápocas difíciles que recuerda, sumada a la gestión del dinero. De hecho, asegura que, si pudiera devolver el tiempo, comenzaría con la estrategia de Maniobra mucho antes.

 

En buenas manos

 

“De Mis Manos… quiero decir que lo amo profundamente, con todo mi corazón”, así comienza el relato de su historia con esta comunidad. Hace 10 años llegó con un Año viejo y con la necesidad puntual de comercializar. “Creo que todos hemos pensado eso en algún momento, que vender es nuestra principal necesidad. Pero estamos equivocados, lo primero es prepararnos”, sostiene.

 

Como en esa época la cosa era distinta, estábamos en los tiempos del plan B, solo vendía por temporada decembrina, tenía empleo y se fue yendo. Pero como el buen hijo vuelve a casa, por los días de cuarentena pandémica regresó.

 

Esta vez hizo la tarea desde el principio, con el diagnóstico, poniendo orden en las bases, revisando y ajustando temas de diseño de producto y calidad, lo que era su talón de Aquiles y ahora es su énfasis pues ya entrenó el ojo. Se fijó una línea de diseño para que su marca tenga su sello, se capacitó y mejoró sus redes sociales y definió la estrategia de comercialización. “En estos momentos estamos muy concentrados en estructurar un plan de negocios que le llegue al mercado corporativo”, menciona. Tiene en lista ingresar a Empresas Exitosas para reforzar los temas de costos, administración de negocio, contabilidad.

 

“El cambio es enorme -hablando de las ventas- al estar en una comunidad uno se nutre de las historias de los compañeros; además De Mis Manos tiene un bagaje en lo que los empresarios necesitan; todos tienen una misión y es que a nosotros nos vaya bien. Sí siento que crecí y que Maniobra ha dado pasos gigantes con este apoyo”. Suma las plataformas que son vitrinas y la posibilidad de los negocios corporativos.

 

Consejo de Maniobra para las personas empresarias: “Siempre tener el negocio abierto y aprender”, se refiere a cualquier canal de venta que se haya implementado, atenderlo de forma permanente- Pero lo más importante es que tienen que tener el modelo de negocio super bien estructurado porque si no se le apunta a mucho a la final a nada, tiene que ser un modelo de negocio que te permita permanecer en el tiempo”.

 

Nombra a este año como “el año de nuevas victorias”, se está reestructurando y se le hizo mención de honor en nuestro evento anual. “En serio ha sido un proceso retador, pero super lindo y acompañado. Fue muy especial la mención porque uno pasar de ser empleado a ser empresario y tener las agallas de quedarse ahí, eso es tener berraquera, por eso fue bien merecida la mención”.

 

En este momento está en redes, próximamente tendrá página web. Recibe también pedidos en WhatsApp y atiende a toda Colombia. Se le encuentra en el directorio y en Tiendas De Mis Manos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Leo Romans, el encanto de las formas tradicionales

Esta historia se trata de cuando el amor por lo que se hace se vuelve empresa. Guillermo León Cardona nos cuenta cómo su pasatiempo se convirtió en taller y en una idea de negocio. Crea lo tradicional, con el cuidado y las formas que esto implica.

Leer más »