Azul Beads: darle su lugar al proyecto de vida

Alejandra Zuluaga comenzó a transformarse a sí misma, sacando tiempo para lo que más amaba, priorizando su proyecto de vida como lo más importante en su agenda diaria. Este es uno de esos cambios donde el camino empieza adentro.
Anterior
Siguiente

A veces lo urgente no deja tiempo para lo importante, o por lo menos esa es una percepción en la que se cae fácilmente. En la cuarentena por la pandemia, Alejandra Zuluaga, una contadora con alma de artista, comenzó a tejer mostacillas para bajarle al estrés de esos días. La respuesta a su trabajo fue muy positiva, tanto que comenzó a ponerle nombre y apellido a lo que quería seguir haciendo con sus días: Azul Beads.

 

Mientras tejía seguía adelante con su carrera en las empresas, que cada vez dejaban menos tiempo para su pasión. En un impulso, en 2021, llegó a De Mis Manos. Comenzó su proceso y en cierto momento del camino suspendió, las ocupaciones llenaron su agenda y ya no dejaban tiempo para lo importante.

 

Recuerda con cariño que Yamileth Hurtado, asesora De Mis Manos, le recordó que Azul Beads era su proyecto de vida, no algo temporal. Y ahí comenzaron muchas cosas a cambiar, en un proceso de acompañamiento liderado por la asesora Juliana Arenas. “Han sido mi enfoque, mi motivación para continuar con este sueño, no solo verlo como idea de negocio sino como mi pasión”, cuenta Alejandra.

 

Destaca que valorar ese sentimiento de satisfacción al trabajar en lo que ama es lo que la ha impulsado a jugársela por lo que desea. Con su marca elabora tejidos artesanales en delica-miyuki, su línea de negocio más grande y que la destaca es la elaboración de retratos en piedras de las queridas mascotas de los hogares. No es solo vender productos, es despertar emociones. “Quiero algo sentimental. No solo es el collar naranja porque le sale con el vestido, aunque también. Pero lo mío va más allá, quiero tocar fibras”, dice la artista. 

 

La asesora Juliana Arenas comenta que se trabajó desde el ser con Alejandra, desde sentirse como una empresaria, apropiarse y darle valor a su empresa y priorizarla nto como su proyecto de vida. “Me cambió, tanto en emprendimiento como en lo personal”, agrega la empresaria. 

 

Cuenta Alejandra que no ha faltado quien opine que su idea de negocio no es seria o que no deja de ser un pasatiempo. Pero se percató que lo importante es la opinión que ella misma tenga de su trabajo y, por ende, la cantidad de tiempo que le dedique. Después de esto, de escuchar estos puntos de vista, decidió darle su justo lugar a su empresa. Así que ahora se dedica tiempo completo a la misma y, si algo más se le propone en su carrera tendrá que ser media jornada. Lo tiene claro.

 

Azul Beads se encuentra en Instagram y WhatsApp, pero aún se vende mucho con venta directa. Sueña con crecer y consolidarse. Quiere registrar su marca y trabaja para ganar reconocimiento. “Estoy recibiendo el acompañamiento para ser competitiva en calidad y diseño”, dice la empresaria que quiere fortalecerse, expandir sus canales de venta y llegar a la exportación.

 

Su consejo para las personas empresarias: “Confiar en la intuición, en nuestras pasiones. Esto, además de poder generar empleo, nos va a dar felicidad y bienestar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Azul Beads: darle su lugar al proyecto de vida

Alejandra Zuluaga comenzó a transformarse a sí misma, sacando tiempo para lo que más amaba, priorizando su proyecto de vida como lo más importante en su agenda diaria. Este es uno de esos cambios donde el camino empieza adentro.

Leer más »

Somos Arte, creaciones que piensan en el planeta

La marca se describe así misma como “arte con sentido ambiental”, agrega que pinta obras sobre botellas, dándoles una segunda vida y alargando su utilidad. Yessie Morales es la creadora de esta propuesta de arte ecológico, que encontró en De Mis Manos brújula y puntos cardinales.

Leer más »