Las celebraciones en Carepa se viven con Casa Lunica

El emprendimiento es algo que se lleva en las venas. Así lo piensa Lised Carina Hurtado Moreno, cuando recuerda que desde siempre ha sido una persona inquieta por las iniciativas comerciales y los negocios.

Es una fuerza que sale de adentro, y que ahora se convirtió en Casa Lúnica, su empresa. “Esto se inició como un hobby, en mi deseo de buscar qué hacer con mi tiempo libre empecé a elaborar decoraciones para fiestas, así nació todo esto”, comenta.

Lised Carina vive en Carepa, en la región de Urabá, con su hija Nicole Valeria y su esposo, Jesús Yamit Caicedo. Recuerda que ya son cinco años desde que empezó a hacer decoraciones como una manera de divertirse.

El negocio evolucionó y, con su suegra Nicolasa Delgado, y su cuñada Ludivia Caicedo, decidieron que también podrían ofrecer el servicio de alimentación para las fiestas. “Nos ampliamos, ya no era solo decoración, sino también comida. Entonces nos fuimos equipando con meseros y muchas cosas más, nos metimos con toda y hemos crecido con más servicios y cosas muy agradables”, asegura Karina.

Algún día le preguntaron cómo se llamaba su negocio y se le ocurrió decir: Génesis Decoraciones, porque fue lo primero que se le vino a la cabeza. Luego notó que necesitaba cambiar el nombre, porque ya no era solo decoración. “En ese momento se me ocurrió unir las iniciales de los tres nombres nuestros -Ludivia, Nicolasa y Carina- y de ahí salió Lunica, pero en realidad no nos decía nada, entonces le pusimos la casa al principio y ya, Casa Lunica, sí nos hizo sentido”.

Casa Lunica es uno de los 35 emprendimientos familiares beneficiados por el Proyecto de Transformación Empresarial que la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR, lanzó en la región de Urabá en compañía de De Mis Manos. En el programa han tenido capacitaciones para fortalecer sus empresas, asesoría permanente para acompañarlos en todos los pasos de sus negocios y apoyos económicos, que en el caso de Lised Carina están representados en equipos y utensilios de trabajo.

“Ellos nos dieron el horno, ollas, utensilios, mesas, sillas y copas. Nosotras nos fuimos equipando y tenemos muchas ganas de seguir surgiendo. Gracias a ACNUR y De Mis Manos hemos tenido empujoncitos muy agradables”, asegura.

Casa Lunica es cada vez más conocida en el municipio de Carepa, pero para ellas una de sus metas es expandirse.

“Yo espero que todo Urabá pueda conocer Casa Lunica y que se den cuenta que somos la mejor opción para todos los que quieren realizar un evento, grande o pequeño, independientemente de dónde sea, y que Casa Lunica esté presente en todo lo que tiene que ver con sus celebraciones, sea sencilla o bien pomposa”, dice Lised Carina con alegría.

Ella mantiene muy alto el entusiasmo y sigue asistiendo a las capacitaciones que le brinda el proyecto, porque entiende que esa es la manera de consolidar su empresa y alcanzar sus sueños.

“Es una bendición enorme el apoyo de la ACNUR y De Mis Manos, yo no imaginaba que hubiera personas que se interesaran por el bienestar de otros. Uno se siente feliz de ver que alguien le está ayudando a surgir, a salir adelante”, concluye.

Con la misma alegría con que Lised Carina presenta su emprendimiento, ella comparte tres consejos para alcanzar las metas que cada uno se plantea en su negocio.

  1. Déjense guiar. Permitan que las entidades que saben los lleven por el mejor camino del emprendimiento.
  2. Aprender, escuchar y poner en práctica. Esa es la única manera como los emprendimientos pueden surgir.
  3. Trabajar cada día, arduamente, sin miedo. Debes trabajar con entusiasmo y sin descanso y evolucionar con la confianza de que tu emprendimiento será espectacular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Green Rose: Accesorios amigables con el ambiente

En los planes de María Rosella Betancur y Gabriel Jaime Palacios no estaba emprender. Su mundo ha sido la docencia, ella en el colegio Benedictino de Santa María y él en la Institución Universitaria Pascual Bravo, en los campos de la mecatrónica y la robótica. Sin embargo, una impresora 3D que Gabriel Jaime llevó a su casa para uso doméstico les cambió la perspectiva.

Leer más »

Mechas Dolls, muñecas de tradición

Diana Rocío Lopera Atehortúa mantiene una tradición de muñecas de trapo que ya completa 39 años, y que también tiene como protagonistas a su hermana Ángela y a su mamá Rosa Elvira Atehortúa.

Leer más »

Del temor al éxito, la historia de Adorada Noche

Para Stefany Sánchez Barrientos la pandemia llegó con los temores y las inquietudes que atacaron a muchas personas. Era empleada y ante la situación empezó a notar recortes en la empresa, que la llevaron a tomar decisiones que ahora nota que venía aplazando.

Leer más »